Resources

Los Niños y Las Vacunas Contra el COVID-19

Respuestas a Preguntas Frecuentes Sobre La Vacunación de Niños

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) ahora recomiendan que todas las personas mayores de 6 meses se vacunen contra el COVID-19. Aunque, en comparación con los adultos, los niños tienen un menor riesgo de contraer la enfermedad grave, pueden:

  • Infectarse con el virus que causa el COVID-19
  • Enfermarse gravemente de COVID-19;
  • Tener complicaciones en la salud a corto y largo plazo por el COVID-19;
  • Contagiar el virus de el COVID-19 a otras personas.

Muchos padres y cuidadores han estado ansiosos por vacunar a sus hijos pequeños, pero han surgido algunas preguntas frecuentes acerca de la vacuna.

¿La vacuna es eficaz en niños pequeños?

Sí. Las vacunas contra el COVID-19 son eficaces y pueden reducir el riesgo de contraer y propagar el virus que causa esta enfermedad. Los datos de los ensayos clínicos muestran que la vacuna es eficaz para prevenir la infección por COVID-19, tanto sintomática como asintomática, en niños y adolescentes. Los CDC recomiendan que todos los niños y adolescentes elegibles estén al día con las vacunas recomendadas contra el COVID-19, y con la dosis de refuerzo para todas las personas mayores de 6 meses, cuando sean elegibles.

¿Es segura la vacuna?

Sí. Los datos de los ensayos clínicos muestran que la vacuna contra el COVID-19 es segura y eficaz para los niños pequeños, los protege de infectarse con el virus y previene la enfermedad grave. Todas las vacunas contra el COVID-19 autorizadas y aprobadas se han sometido, y seguirán sometiéndose, al programa de control de seguridad más exhaustivo e intenso de la historia de EE. UU. para garantizar su seguridad.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la vacuna en los niños pequeños?

La vacuna contra el COVID-19 puede causar efectos secundarios leves, como dolor en el brazo, dolor de cabeza, dolor muscular o articular, fiebre, escalofríos, fatiga o disminución del apetito que puede durar uno o dos días. Estos son signos frecuentes de que el cuerpo está respondiendo a la vacuna y adquiriendo inmunidad al virus. Según la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA), no se han detectado efectos secundarios graves por la vacuna contra el COVID-19 en niños

¿La dosis para niños de 5 a 11 años es la misma que la dosis para adultos?

No, los niños reciben una dosis menor de la vacuna contra el COVID-19 que los adolescentes y adultos. La dosificación de la vacuna contra el COVID-19 depende de la edad el día de la vacunación, no del tamaño ni del peso.

Escuché que el COVID-19 no afecta mucho a los niños, ¿es necesario vacunarlos?

Si bien el riesgo de resultados graves es menor en los niños que en los adultos, se han informado más de 15 millones de casos de COVID-19 en niños, algunos de los cuales requirieron hospitalización y otros causaron la muerte.

La aparición de nuevas cepas del virus, como la variante ómicron, ha aumentado las tasas de infección en los niños y hay más niños que se enferman gravemente. Los niños con afecciones médicas subyacentes tienen un mayor riesgo de contraer la enfermedad grave. Las infecciones pueden provocar complicaciones serias, como el síndrome inflamatorio multisistémico (multisystem inflammatory syndrome in children, MIS-C), una enfermedad grave que causa una gran inflamación en muchos órganos vitales, como el corazón, los pulmones, los riñones y el cerebro. Los niños enfermos también pueden transmitir la enfermedad a aquellos más susceptibles a la infección.

Si un niño ya tuvo el COVID-19, ¿tiene que vacunarse igualmente?

Sí. Si su hijo se recuperó de el COVID-19, debe vacunarse igualmente para reducir el riesgo de reinfección y para protegerse y proteger a las personas que lo rodean. La vacuna es la mejor manera de garantizar una protección eficaz y duradera contra el virus.

¿Los niños pueden recibir la vacuna contra el COVID-19 al mismo tiempo que otras vacunas de rutina?

Sí. Dada la importancia de las vacunas de rutina y la necesidad de que más niños se vacunen contra el COVID-19, los CDC y la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) apoyan la idea de que los niños reciban las vacunas de rutina al mismo tiempo (o unos días antes o después) que se vacunan contra el COVID-19. Esto es importante sobre todo para los niños que pueden haber omitido vacunas durante la pandemia o que deben recibir vacunas.

¿La vacuna contra el COVID-19 puede hacer que un niño contraiga esta enfermedad?

No, las vacunas no pueden causar COVID-19 en ninguna persona. Las vacunas contra el COVID-19 que se encuentran actualmente autorizadas para su uso en EE. UU. no contienen ninguna parte del virus vivo que causa esta enfermedad.

¿Los niños pueden recibir una dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19?

Los niños de 6 meses de edad o más son elegibles para recibir una dosis de refuerzo actualizada 2 meses después de la ultima dosis, ya sea el esquema principal o una dosis de refuerzo.

¿Dónde puedo vacunar a mi hijo?

El gobierno federal proporciona la vacuna contra el COVID-19 sin cargo a todas las personas que viven en Estados Unidos, independientemente de su estatus migratorio o de que tengan o no seguro médico. Consulte con el proveedor de atención médica de su hijo o con su farmacia local para saber si ofrecen la vacuna contra el COVID-19. También puede buscar en el sitio web vaccines.gov, enviar un mensaje de texto con su código postal al 438829 o llamar al 1-800- 232-0233 para encontrar lugares de vacunación cerca de donde vive.

¿La vacuna contra el COVID-19 causa infertilidad en los niños?

No, la vacuna contra el COVID-19 no causa infertilidad en niños y tampoco en adultos. Según la Academia Estadounidense de Pediatría: “No hay evidencia de que la vacuna pueda provocar pérdida de la fertilidad. Si bien la fertilidad no se estudió específicamente en los ensayos clínicos de la vacuna, no se ha informado pérdida de la fertilidad en los participantes de los ensayos ni en los millones de personas que recibieron la vacuna desde que fue autorizada, y no hubo signos de infertilidad en los estudios realizados en animales”. La AAP también observó que no hay evidencia de que la vacuna contra el COVID-19 afecte la pubertad.

Únase al proyecto

Únase a nuestros esfuerzos para generar confianza en las vacunas contra el COVID-19 aprobadas y recomendadas.

Please upload image that is at least 250px width and 100px height

|